José Berni



13/8/2020

Las publicaciones anteriores en Facebook y sus links los centré en las nuevas tecnologías y sus implementaciones en una nueva gobernanza. La administración de los estados aparece confiada a una construcción tecnológica independiente de los intereses y de las opiniones de sus sujetos. Más allá de que los ciudadanos tengan atribuciones electorales, las decisiones pasan por las condiciones que la estructura previa y las tecnologías parametrizan y a cuya solidez gerencial somete a la justicia, la educación, las fuerzas armadas, los ministerios de economía. Con la IA algunas instituciones prosperan, así como otras son reducidas a la obediencia. 

Las que medran gobiernan: los bancos privados, las agencias de inteligencia estatales, los medios de información y comunicación privados o estatales, las cadenas de distribución gigantes privadas, las industrias de alta complejidad tecnológica (ya hoy casi todas privadas), los conglomerados de producción masiva de insumos básicos (casi todos privados) y quizás algún otro sector que olvido.

Los que obedecen son necesariamente aquellos que no se constituyen en modo simbiótico con las tecnologías y que por lo tanto no adquieren mayor poder con ellas, sino quizás todo lo contrario. 

Los fortalecidos construyen asociaciones de sólidos vínculos en cuanto a los objetivos y muy respetuosas de las jerarquías. Ejemplos: Silicon Valley, el grupo de Elon Musk, Blackrock, el Partido Comunista Chino.


La cordialidad asociativa está en el eje de los conglomerados de voluntades eficaces y la defino como la capacidad de aglutinarse que tiene un grupo para un objetivo, haciendo de las jerarquías y de las esfuerzos una gozosa construcción actuante. 


Para darse cuenta del poder que tienen la cordialidad asociativa y la conjugación de inteligencias poderosas, basta pensar en que dos administradores del banco Rothschild francés devinieron presidentes de Francia y dejaron huella profunda, duradera, en el funcionamiento del país: Pompidou y Macron. Fueron más eficaces que Mitterrand en la durabilidad de lo que instalaron.  

Por otra parte el liceo Louis-le Grand, l’ENA, l’École Normale Supérieure son aglutinantes intelectuales que garantizan la supremacía de la inteligencia en la gerencia de la sociedad francesa y dejan al costado de las decisiones administrativas a toda organización política, sindical, religiosa. 


Los gobernados y debilitados puede también definirse, pues son aquellos que no logran concentrar una importante cantidad de inteligencia humana ni darse formas de organización cordiales (con el corazón puesto en ellas) para fundar sociedades y usar los instrumentos que otorgan las nuevas tecnologías. Son espacios donde la avidez y la falta de formación e información se conjugan: pequeño comercio, explotaciones agrarias no dependiente de los grandes actores, pequeñas industrias, empresas pequeñas de servicios.


La debilidad cognitiva, la dispersión ideológica, la exacerbación de la ignorancia como salvaguarda del narcisismo, la mitología y sus rituales, el orgullo étnico, y tantas otros abalorios de la imaginación que reemplazan a la comprensión y la libre asociación para objetivos ciertos, son los diluyentes de las formas sociales, dispersas e individualistas, que fundaron la clase media del siglo veinte. Hoy la condenan, junto a los marginales, a un fascismo totalitario que es curiosamente la garantía de su propia condición de futuros oprimidos y convierten a la inteligencia cordial en la Inteligencia Ávida: en IA.

Link a la página sobre el colonialismo de la “IA" en MIT.

--------------------------------------------------------------------

8/8/2020 Sobre el susicidio en tiempos de pandemia. Link a un video personal.


Este artículo hace el elogio de la inteligencia artificial, que se nombra con grandes IA.
Habla de
gobernanza… en las empresas.  Predicción de comportamientos… en las empresas. Reconocimiento facial… en las empresas. Es decir que anuncia que el mundo que nacerá de esta crisis ya no se parecerá al de antes. Los grandes ganadores serán los que puedan implementar el conocimiento pan-óptico y monocular del mundo a través de la IA. Ellos… las empresas... serán los únicos (unos pocos) que todo lo sabrán sobre todos y  podrán implementar una gobernanza que les permita hacer sustanciales ganancias, a nuestra costa desde luego, al precio de nuestra marginalidad, prescindencia y disciplina. Ya lo dijo Putín, quien gobierne la IA gobernará el mundo. Las empresas… y los estados sobre todo, nos tendrán en un gran criadero de cerdos chino, bien quietos y confinados. La naturaleza de las cosas y de la historia les dio esta oportunidad donde se conjugan crisis, pandemia, marginalidad, tecnología y concentración del poder y la riqueza. Léase este artículo... y a no estremecerse.

¿Hay alguna ley que pueda ponerle limites a este poder? ¿O ya es tan fuerte la IA, prescindente de nuestras necesidades humanas, que hace la ley?

Vale la pena leer este artículo. Sin estremecerse argentinos.
 

6/8/2020 Link a un artículo del MIT.

Crónica fresca

Fotografías y Textos Literarios

Ruralidad

Democracia Directa

Sitios que cuido

Enviar un correo a José Berni

Mi sitio en Facebook

Este es mi sitio. Estoy  en Facebook : https://www.facebook.com/jose.berni.754 ,  no en Twitter. Aclaro porque hay homónimos en esta gran red. Desde aquí se puede ir hacia lo que hice en estos tiempos y en otros. 


© Jose Antonio Berni 2014
Visitas:5827